FANDOM


Amaunazor.png

Amaunataz el Sol, líder de los Hechiceros del Fénix

Los Hechiceros del Fénix son una antigua orden de hechicería basada en el findu que tuvo relevancia en el Solar, Talacia y Temali durante la época prealiasina, especialmente durante las Guerras de Unificación y la Guerra Fratricida.

CaracterísticasEditar

Se trataba sobre todo de una orden militante, ya que sus integrantes eran hechiceros basados sobre todo en el combate y la guerra. Obedecían a los Oráculos de Noas Murd, y se destacaban en asedios y batallas campales, donde producían pavor por su mera presencia.

Generalmente usaban sobre todo magia de fuego, y enfatizaban el aspecto explosivo del mismo. Fueron los encargados de estandarizar el uso de las bolas de fuego en combate, lo que forzaba a desarmar formaciones prietas o las destruía por completo.

Los hechiceros generalmente se vestían de forma llamativa, y hacían grandes despliegues de poder. A menudo usaban también máscaras de oro, bronce, o plata para definir su jerarquía y grado relativo de poder.

ImportanciaEditar

Los Hechiceros del Fénix estuvieron particularmente activos en una corta ventana de tiempo, entre las Guerras de Unificación del Solar y la Guerra Fratricida. En el primer conflicto, esta orden ganó mucha importancia entre las filas del Clan del Fénix, seguidores de Tegirys con su líder Máscara Dorada, quien sería muerto por la hechicera Xerias durante la Batalla de los Titanes. Su protegido Amaunataz fue quien tomó el poder inmediatamente, e hizo la retirada estratégica que salvó a la orden de la extinción.

El grupo rápidamente fue amparado por Fílax, quien se mostró interesado en mantenerlos bajo control. ALgunos rumores indican que, en realidad, Fílax no confiaba en ellos y quería eliminarlos discretamente, pues una guerra abierta contra la Orden hubiera implicado numerosísimas bajas. Estuvieron bajo la supervisión de Xerias y confinados en el naciente Archivo Magno en Saraza. Tras la muerte de Xerias, Tola reasumiría el control sobre el grupo, y los habría puesto bajo el mando de Taraxis. Aliax, por supuesto, renegaría de ellos, y le indicó a su padre que no requeriría los servicios de ninguna de esas "aberraciones" en sus tropas.

Tras la muerte de Fílax, las manipulaciones de Tola llevarían a que Amaunataz se pusiera de la mano de Taraxis, y combatiera a su hermano con la fuerza de los hechizos mágicos. Sin embargo, Aliax, quien había tenido que lidiar contra ellos en la Batalla de los Titanes en la zona de Casaclán Rydaz, se había preparado para ello, y desarrolló una serie de técnicas bélicas de desgaste, mezclando tropas ligeras y ágiles, apostadas para tener gran movilidad, y los Pratir de Midana, a quienes equipó con escudos e instruyó en la técnica de muralla de escudos, ambas estrategias sumamente efectivas para evitar la magia. Asimismo, armó grupos especiales de asesinos con jabalinas de hueso de leviatán, quienes atacaban de improviso a los hechiceros y reducían sus números.

Sin embargo, el poder crudo de los hechiceros era grande, y más de una vez eliminaron a tropas indisciplinadas con poderosos golpes de efecto. Amaunataz en solitario, por ejemplo era capaz de destruir unidades enteras y ganar batallas él solo, transformando una derrota en una victoria en cuestión de minutos.

OcasoEditar

Las tácticas de Aliax resultaron ser efectivas, y el poderío innato de los hechiceros se vería anulado por el poderío marcial de Aliax. En el Prado de los Ciervos se dio el enfrentamiento definitivo, ya que tras la muerte de Tola los indisciplinados y orgullosos hechiceros del fénix se desbandaron. Sin embargo, Amaunataz aún era capaz de cambiar las tornas de la batalla, y tuvo un enfrentamiento en solitario con Aliax. Aliax representaba la máxima pericia marcial, un héroe aún más legendario que su propio padre, y esquivó o desvió cada hechizo lanzado hacia él, acortando la distancia y acercándose peligrosamente al hechicero, quien lanzó un conjuro para volar. Aliax inmediatamente le arrojó una jabalina de hueso de leviatán, y rompió la concentración del brujo, quien cayó a tierra, malherido. Aliax se acercó a su enemigo, y mientras éste bebía una poción mágica, le atravesó la garganta con su daga.

Tras la muerte de Amaunataz, los pocos supervivientes huyeron y se desperdigaron por el mundo, perdiendo todo contacto y negando ser los que habían dejado el nombre de los magos de armas en la lona.

Ver TambiénEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar