FANDOM


Episodio II: Las guerras croquicas


Ramchet



Tras una noche de sueño nuestros protagonistas buscan re-agruparse, ya que se habían separado la noche anterior para ampliar la búsqueda de sobrevivientes.

3 de ellos se encuentran frente a una casa donde yace el cuerpo degollado de su maniático compañero y otrora nuevo líder de los bandidos, Phrensis, despojado de todas sus pertenencias y de las pertenencias que el resto del grupo le había confiado.



Mientras buscaban al siguiente miembro de la misión, escucharon ruidos provenientes de una casa que todavía seguía en pie. Se acercaron sigilosamente y por la puerta entornada vieron 2 seres morrudos y con pelambre moteada golpeando a un bulto que emitía gruñidos, rugidos e himplidos mientras era apaleado. Sin saber bien por qué, o quizás por alguna conclusión inconsciente, los 3 decidieron atacar furtivamente y entre señas idearon un simple pero efectivo plan.

Sehan, el reuves, entro por la puerta entornada y se movió sigilosamente detrás del primer felino y clavo 2 dagas en la parte inferior del lomo, el rugido de dolor alerto a Brahul, el orco, quien, sabiendo que esta era la señal acordada, termino de abrir la puerta de una patada y ubico una flecha en el cuello del segundo felino, por último el soldado aliasino Ketarios irrumpió en una carga con su lanza en una mano y atravesó por completo al primer learco. Sin respiro dejo caer su escudo, retiro la lanza con ambas manos y empalo al segundo dejando a ambos fuera de combate.



Escuchando toda la conmoción mientras surcaba el aire el Aelos, el stolasi aterrizo inmediatamente en la entrada de la edificación en donde el combate ya estaba finalizando. Entre los 4 integrantes del grupo interrogaron a la víctima de la golpiza, un Learco. El morrudo felino les confirió todo lo que sabía y les conto su historia. Un grupo de Learcos ataco el pueblo de Ramchet pero él se había negado por lo que lo marcaron como traidor y después de terminar de torturarlo pensaban matarlo. También nos contó que muchos de los habitantes del pueblo fueron llevados al torreón durante el ataque. 




Después de la conversación se decidió reclutar al traidor learco, Fortus, quien tomo el equipo que pudo de los cadáveres de sus atacantes. Después de un poco de rastreo, algunas idas y vueltas y discusiones el grupo decidió investigar el torreón.

Dentro del mismo encontraron algunos soldados calcinados y una gran viga de madera por encima de uno de ellos. El hombre búho, Aelos con sus grandes ojos y vasto poder de deducción, concluyo que el soldado que estaba por debajo de la viga parecía haber fallecido protegiendo algo, al mover un poco el cadáver encontraron una trampilla pero para acceder a ella deberían correr la viga. Intentaron repetidas veces moverla a base de fuerza bruta pero no hubo caso. No fue hasta que Aelos recordó que previamente habían encontrado un taller lleno de herramientas, con las que podrían cortar la viga, que pudieron sortear el obstáculo.

Ahora con la trampilla accesible el grupo se propuso a abrirla con bastante precaución. Apenas el orco abrió la portezuela una mujer se abalanzo con un cuchillo hacia él, retrocediendo intento desarmarla pero solo logro desviar el ataque mientras agitaba los brazos a lo loco. 



Los siguientes momentos fueron un ida y vuelta de desconfianza y miedo. Hasta que por fin el grupo pudo informar quienes eran y por qué estaban ahí lo que movilizo a la masa de mujeres y niños a salir del sótano en el que habían pasado varios días casi sin comida y sin agua. El grupo repartió algunas raciones de viaje y algunos de los cocos que llevaban con ellos entre los refugiados y se propuso a dejarles aunque sea una fuente de agua limpia. Con ese objetivo encontraron cerca un aljibe, que lamentablemente había sido contaminado por los cadáveres que habían sido desechados en el pozo. Decididos a no dejar que esto los detuviera introdujeron al pequeño reuves dentro de un balde y lo bajaron hasta el fondo del aljibe, donde se encontraban los cadáveres. Sehan ato con muchísimo cuidado los cadáveres mientras su desayuno desafiaba la gravedad y se aseguró de que no se fueran a desmembrar en el viaje, una vez terminado el trabajo tironeo 2 veces de la soga que sostenía el balde y el resto del grupo cinchó hasta logro remover los azules cuerpos hinchados del pozo. Al reconocer a uno de los cadaveres como su esposo una de las mujeres sucumbio al piso mientras sollozaba . Luego de eliminar la fuente de la contaminación, Aelos conjuro un hechizo de purificación que termino de limpiar los restos de miasma y corrupción del depósito subterráneo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar