FANDOM


Piratas/fralia

Rogue/medico elfo (esclavo noble). Noru herrero forgemaster (pirata). Mulit bardo (esclavo). humano (esclavo) . orco (esclavo)

temalianos venden a feacios, barco noru ataca a feacios, los feacios tiran bardo y escapan, en el quilombo elfo y mulit cambian de barco, quedan pocos en el barco noru, elfo cura a noru herrero






Ponjias paso casi toda su vida en la centralidad de zaraza, en donde gracias a la posicion acomodada de su familia habia podido completar sus estudios de medicina. Durante años practico su vocacion tanto con familias adineradas de la ciudad como en los campos de batalla. Siempre se mantuvo fuera de los conflictos tanto belicos como politicos que se sucedian a su alrededor pero su naturaleza no le permitia estar ausente donde sabia que su gente sufria duramente.

Si bien era entregado y bondadoso sufria del peor de los males, la ingenuidad. Por tal defecto los dioses o quizas la suerte lo estaban por probar.



Despues de volver de una campaña en el oeste decidio pasar un tiempo con su padre viudo, lo ultimo que quedaba de su familia. Al llegar, Ponjias se encontro con pisos llenos de papiros y tabletas. En una mesa se estiraba un mapa de zarasa y por encima piezas cuadradas, redondas y triangulares de distintos colores y con pequeñas banderillas.  En su vejez llena de tumores, el viejo Farrex pasaba largos trechos del dia pululando las sombras de su casona de paredes monumentales de arenisca. Al llamarlo, el elfo lleno de cicatrices corrio hacia la voz de Ponjias, "¿Que haces aca ? Ahora me van a encontrar !". Sin entender, Ponjias pregunto que pasaba, que quienes lo iban a encontrar. Pero el viejo en seguida se acerco a un enorme hogar que se encontraba en medio de la sala del mapa y despues de prender rapidamente un fuego se dispuso a quemar de a montones los papiros. Tambien quebraba las tabletas con un martillo hasta hacerlas polvo, siempre repitiendo freneticamente entre dientes las mismas frases. Ponjias, cansado de no tener respuestas tomo a su padre de los brazos, lo sacudio y demando explicaciones. Este asustado grito "los hombres de aliax, repite; el plan; ahora saben que estoy aca", "que plan ?" pregunto Ponjias mientras escuchaba el marchar de una guardia real acercarse con presura. "Que hiciste?" repitio una y otra vez mientras los Pratir de aliax les ponian bolsas sobre las cabezas y los ataban a punta de gladio. Presos, fueron trasladados en carreta hasta una estancia abandonada en las afueras de la ciudad, en esa estancia ambos sufrieron torturas e interrogatorios constantes. A traves de las paredes ambos escuchaban los gritos desesperados del otro y las preguntas incesantes que no podian responder debido a la cadencia de los tormentos.



Despues de semanas de sesiones de tortura, hambre y falta de sueño, el cuerpo de Farrex no pudo aguantar mas y su corazon dejo de latir. Sabiendo que Ponjias habia estudiado medicina, sus torturadores lo arrastraron para tratar de salvar la vida de su padre pero en el estado deplorable que se encontraba poco pudo hacer. Los dias siguientes fueron solitarios, nadie le pasaba comida y no habia ruidos pero tampoco habia gente entrando en su celda mientras dormia ni golpes hasta el desvanecimiento.



Al cuarto dia, mientras miraba la pared y masticaba una sabana de arpillera, la puerta se abrio de una patada y un grupo de Temalianos irrumpio en la celda. Lo metieron en una bolsa y lo cargaron entre 2 hasta una carreta. El camino fue muy silencioso y al desaparecer completamente el sonido de la ciudad le pasaron un poco de comida y agua por el agujero de la bolsa. A medida que iba y venia el sol, se enfriaba el aire y los olores pasaban de "desierto" a hojas secas y de hojas secas a salitre y pescado. Cada tanto Ponjias preguntaba donde estaba, adonde lo llevaban, pedia agua o piedad. Al ver que no tenian intencion de contestarle permanecio en silencio. Este silencio le permitio escuchar algunos fragmentos de frases. Pudo averiguar que lo llevaban a un pueblo costero y que el que conducia la carreta se peleaba con su acompañante por que no queria seguir las ordenes que les habian dado, que podrian hacer unas monedas mas de otra manera. Tambien pudo escuchar 2 caballos ademas de los del carro, por lo que suponia que sus captores eran, por lo menos, cuatro.



Despues de una semana de viaje, embolsado y encadenado pero mejor comido que en la estancia, llegaron a un pueblo. El lugar se escuchaba chico, con poca gente y olas rompiendo muy cerca. La carreta siguio por un camino pedregoso hasta llegar muy cerca del agua, en ese lugar lo bajaron, lo metieron en un gran jarro que parecia haber tenido vino anteriormente, le tiraron algunas raciones y una cantimplora y lo levantaron, llevandolo lentamente. 



Unos minutos despues lo depositaron de nuevo en el piso. El jarro no permitia escuchar mucho pero ahora sentia el agua como si la tuviera al lado y notaba que las negociaciones no iban por muy buen pero. Despues de unos minutos cuando los gritos se calmaron, taparon el frasco y lo volvieron a mover, ahora estaba seguro que estaba en un barco por que el jarro se bamboleaba con la marea y se estaba empezando a marear.



Pasaron 1 o 2 dias desde que lo habian depositado alli y nadie lo habia venido a buscar. Las raciones ya flaqueaban, el agua se habia terminado y ya no soportaba estar sentado en sus propios deshechos. En las horas que se discutia si tratar de escapar o seguir esperando, escucho pasos cercanos que se acercaban y por fin alguien destapaba el jarro. Al abrirse Ponjias trato de explicar que lo habian secuestrado y metido en ese frasco, pero de nuevo pecaba de ingenuo y las criaturas peludas que lo recibian se mataban de risa. "Va a costar romperlo" le dijo la criatura que tenia pelo blanco en la cabeza a la que tenia pelo rojo. "Para que compraste a este elfo flacucho ? no debe ni saber navegar, para limpiar la cubierta ya tenemos un humano que lo deje bien mansito" dijo el colorado. "Tene respeto a tus mayores, pendejo. Esto que tenes aca es un cirujano de campaña, la ultima vez que nos atacaron perdimos como 4 marineros por heridas que no se curaron bien". Nada de eso fue entendido por Ponjias que solo escuchaba gruñidos e himplidos.



Viendole la cara de terror los grandes felinos le hablaron en aliasino "vamos, que hay que limpiarte y prepararte para el servicio. Mientras no tengas curaciones que hacer te vas a encargar de limpiar la cubierta. Si no te retovas no la vas a pasar mal. Pero a la primera que me miras mal o me dirigis la palabra cuando no te hablo te paso por la quilla"



"Quienes ... que son ustedes ?" pregunto todavia un poco tembloroso. "Este no sabe que somos" le dijo blanco al colorado riendose. "Mira pibe, no preguntes mucho que la vas a pasar mejor. Pero si tenes que saber para quedarte mas tranquilo te cuento que nosotros somos leanos, mas especificamente feacios. Mi nombre es Fultor y este colorado medio escualido es el Pollo. Los feacios somos unas gentes de marineros y comerciantes pero lo unico importante que tenes que saber es que mientras nos seas de valor no te va a pasar nada, asi que mantenete util" Fultor parecia tener un poco mas de paciencia pero las cicatrices y el desgaste de las hachas que llevaba en la faja demostraban que pasaba cuando se le terminaba. El pollo parecia mas joven, con mas energia pero tambien mas lanzado y temerario, con una taza de estupido. Le dieron un balde con agua de mar y un pedazo de tela asqueroso y le dijieron que se limpie. Le dieron unas ropas andrajosas, tiraron al mar las que tenia anteriormente y el pollo le señalo un cepillo de manera amenazante.



Se paso un buen tiempo limpiando la cubierta, el mastil, luego puliendo armas y cada tanto atendiendo alguna herida de trabajo. Asi pasaban sus dias, mirando al piso y fregando. Por suerte los otros esclavos no lo molestaban y los feacios no se dirigian a los esclavos a menos de que les estuvieran dando ordenes. En el barco se encontro con varias criaturas que no habia conocido nunca, una especie de pequeño humano pero cabezon y con grandes ojos negros bajaba cada tanto del mastil con informacion de navegacion, tambien habia algunos esclavos orcos. Si bien habia oido de orcos nunca habia visto uno de cerca. Tambien humanos, aburridos y torpes humanos que parecian luchar con tareas tan simples como fregar un piso. Aunque lo mas raro que vio fue una criatura que al principio penso que era un cofre o algo similar, ya que cuando dormia se enrollaba en una gran bola de escamas. Esta criatura estaba casi siempre en el deposito de provisiones, el unico lugar realmente oscuro de toda la nave. Cuando le pregunto a Fultor que era lo que se encontraba ahi, Fultor lo hizo azotar 10 veces para que no se volviera a olvidar de las reglas. 



Una noche, mientras todos dormian menos el, ya que los elfos no duermen realmente, 

escucho una melodia muy triste que venia del deposito. Se acerco sigilosamente y levanto la tapa un poquito para poder escuchar mejor. Esto sucedio varias noches, hasta que Ponjias tuvo suficiente curiosidad para entrar y entablar una conversacion. Al principio le preguntaba cosas como "que sos?" o de donde venia, a medida que pasaban los dias le preguntaba cosas cada vez mas abarcativas y se daban a conversaciones mas explayadas. 

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar